miércoles, 22 de julio de 2009

El Ultimo Superviviente te enseña como suicidarte

.
En vista de la oleada de mensajes anonimos, todos cortados por el mismo patron,me he animado a poner una seccion fija en el blog con los videos mas disparatados de el Ultimo Superviviente.
Es llamativa la fe ciega que tienen los seguidores en este programa, incluso a sabiendas de que practicamente todos sus contenidos son falsos o al menos discutibles,prefieren vivir felices en la ilusion que les vende el reality de Cuatro en lugar de tomar una vision mas critica y realista.

A continuacion os dejo fragmentos de dos capitulos grabados en los glaciares de la Patagonia, las situaciones en las que se desenvuelve Bear Grylls llegan a ser recurrentes, por dos veces se introduce en grietas en el hielo, saliendo de ellas de forma esperpentica.
Peligrosos consejos que me hacen dudar de que realmente subiera al Everest.



5 comentarios:

Oscar (overkill) Guindano dijo...

Lo de este programa es la bomba!!! Este tio es uno de los mejores actores que hay!!!! Dudas que subiera al Everest...yo dudo que sea miembro de los SAS incluso!!!!
Penoso, bueno para el que quiera suicidarse viene muy bien, jajajaja.
Este no pasa ni una prueba basica de los boyscouts!!

Salu2

Mª Mercè dijo...

He de reconocer que los únicos reportajes, de este impresentable, los estoy viendo en este blog.

Y me pregunto: en el primer video ¿quién sujeta la cámara, micro, etc?
Y en el segundo, está un montón de tiempo hablando que si me congelo, que si es peligroso, pero no se mueve ni un centímetro, jajaja

A pasar de los comentarios anónimos, sigue con tu cruzada; te apoyo incondicionalmente!!

Un abrazo!

Corpi dijo...

Lo siento, amigo, pero no voy a perder el tiempo viendo a este estúpido haciendo estupideces.
Un saludo

Manuel de la Fuente dijo...

Anteriormente consideraba a Discovery Channel como un canal serio que producía contenido de calidad, pero de un tiempo para acá me he venido convenciendo de que no es así.

En fin, mientras se miren estos programas con el único fin de entretenerse y no se les tome como una guía, quizás no tenga nada de malo.